¡Nos vamos a Burdeos! Durante esta semana estaremos en la capital mundial del vino junto a muchas bodegas de Burdeos que abren sus puertas al público para poder catar sus vinos.

En Burdeos tienen un sistema de venta original, que llaman “venta en primeur”, cuya costumbre empezó en los años 70, tras una grave crisis en el sector, para dar liquidez a los productores y que pudieran afrontar los costes del mantenimiento de los viñedos y de la siguiente cosecha. Desde entonces, muchas bodegas de Burdeos venden la mayor parte de su producción a los negociantes a través de los courtiers (corredores). Los negociantes actúan de intermediarios de las bodegas y se encargan de la distribución y promoción de los vinos.

Por ello, cada año, durante la primera semana del mes de abril, los châteaux abren sus puertas a toda la prensa internacional, importadores, coleccionistas y turistas, y ofrecen degustaciones de sus vinos. El vino se ofrece con un descuento interesante respecto al precio final que tendrá ese vino en el mercado, y por ello es muy interesante para muchos coleccionistas, que encuentran vinos magníficos con un 20% o un 30% de descuento. Es un método que no deja de tener detractores entre muchas de las bodegas de Burdeos porque los precios de los vinos de Burdeos oscilan mucho de una añada a otra, da lugar a la especulación y los productores no saben dónde se venderán después sus vinos, ni en qué países ni en qué lugares, pues los negociantes son los que se encargan de la comercialización.

También entre los críticos están los que piensan que es una práctica en decadencia pero el caso es que, cada año, todos acuden a la cita con Burdeos y, durante toda la semana, Burdeos es una fiesta.

Nosotros tenemos la suerte de estar allí con nuestros vinos todos los años, desde nuestra primera añada, gracias a que formamos parte de la asociación de productores asesorados por Stéphane Derenoncourt, La Grappe, y es un evento que procuramos no perdernos. Durante toda la semana estaremos en Château La Gaffelière, una de las bodegas más bonitas de St. Emilion, y compartiremos espacio con otras bodegas de Burdeos, del Loira, de Languedoc y de otros países como Turquía, Líbano, Siria, Portugal, Estados Unidos, India o Italia.

Habrá algunas otras bodegas españolas también con sus vinos, invitados por otros chateaux, de modo que en esos días nos visitamos unos a otros y catamos los vinos que estarán en el mercado en unos años, hablamos de cómo ha ido la añada y de cómo esperamos que sea la que está en curso… en fin, que no sólo nos dedicamos a catar vinos franceses en esos días.

St Emilion

imagen

St. Emilion es un pueblo con mucho encanto, Patrimonio de la Humanidad, con todas las casas y bodegas en piedra blanca y totalmente rodeado por viñedos cercados con unos muros en piedra maravillosos. Está a 20 minutos en coche desde Burdeos y tiene hotelitos y restaurantes muy apetecibles, todos llenos en esta época del año. Es una de las principales zonas de vino de la rive droite y aquí están algunas de las mejores bodegas, como Château Ausone o Clos Fourtet.

¿A que os damos envidia? ¡Pues animáos y venid a visitarnos! Total, estamos a apenas seis horas en coche desde Madrid…