A partir del mes de septiembre, en Viñedos Alonso del Yerro se realizan catas semanales para determinar el momento óptimo para la vendimia de cada cosecha.

La uva se preselecciona en el viñedo y se vendimia manualmente, en cajas de 12 kilogramos. Antes de una hora tras la recolección, la uva entra entera y por gravedad en los depósitos, habiendo sido sometida previamente a dos procesos de selección, antes y después del despalillado.

Trabajos en la viña

Poda de invierno

De enero a mediados de abril se realiza la poda de invierno. El pámpano, sin hojas y sin savia, se llama sarmiento. Para dejar sólo dos pámpanos por pulgar, se corta el sarmiento, dejando sólo las dos yemas más cercanas al brazo.

Poda de primavera

En mayo, con la primavera, las dos yemas brotan y dan lugar a un pámpano cada una. Con la poda verde quitamos los pámpanos que han salido fuera de sitio o que dan un exceso de sombra.

Los brotes, aún tiernos, se quitan fácilmente con la mano.

Poda de verano

En junio se quitan de nuevo los pámpanos no deseados. Al ser más grandes, este trabajo se realiza con tijeras de poda, de ahí el nombre de “poda en verde”.

Aclareo

Entre agosto y septiembre se realiza un aclareo de racimos para dejar un racimo o pámpano, además de eliminar los racimos que se agolpan.

Vendimia

La vendimia o recogida de la uva se produce hacia el día de la festividad de la Virgen del Pilar (12 de octubre).